¿Qué es la integración continua?

La integración continua es la práctica de integrar continuamente los cambios de código de diferentes desarrolladores que trabajan en el mismo código en un solo proyecto de software. Esta integración generalmente se actualiza automáticamente como un proceso continuo a lo largo del día para garantizar que todos los cambios en el código se registren correctamente. Esta estrategia es una parte esencial de un sistema de desarrollo de software Agile, que se basa en el concepto de colaboración, diseño a escala y construcción sostenible.

Diagrama de integración continua

En 1994, el término "integración continua" fue introducido por primera vez por el ingeniero de software estadounidense Grady Booch, mejor conocido por desarrollar el lenguaje de modelado unificado (UML), pero también por su trabajo innovador en arquitectura de software y entornos de desarrollo colaborativo. La integración continua se ha empleado regularmente desde 1997 y ahora es ampliamente aceptada como la mejor práctica para el desarrollo de software. Aunque el proceso de integración continua puede parecer un poco diferente hoy que hace 20 años, la teoría detrás de él sigue siendo la misma.

Una forma de comprender la importancia de la integración continua sería pensar en el software de codificación como si se construyera una casa. En este caso, tiene muchos constructores o desarrolladores diferentes, todos construyendo sus partes específicas del edificio, o software, fuera del sitio. Pueden comenzar y detener su trabajo en diferentes momentos, y un error o desviación en cualquier parte de la arquitectura podría ser suficiente para hacer que el resto de la casa, o el programa, sea inestable o incluso completamente inutilizable.

En esta metáfora, cuando agrega la integración continua, los constructores deben visitar el sitio varias veces al día para instalar el trabajo que han completado para asegurarse de que todas las partes funcionen juntas correctamente. Ya sea un marco de ventana o un techo, debe hacerse correctamente y probarse para asegurarse de que sea adecuado para las partes existentes de la casa. En esa misma línea lógica, no tiene sentido instalar los gabinetes de la cocina si el techo aún no está colocado. La integración continua ayuda a minimizar cualquier posible error o problema en el camino que podría surgir si los desarrolladores no están en la misma página.

¿Por qué se utiliza la integración continua?

El desarrollo de software a menudo está a cargo de varios equipos grandes, lo que significa que no es inusual que se distribuya en diferentes zonas horarias y áreas geográficas. Debido a esto, los fragmentos de desarrollo ocurrirán a la vez, con varias personas trabajando en la misma parte del software al mismo tiempo, sin poder ver lo que hacen los demás.

La integración continua garantiza lo siguiente:

Ahorro de tiempo: esta es quizás la ganancia más significativa, ya que elimina cualquier duplicación de tareas, automatiza todos los procesos posibles de prueba y fusión, además de permitir un tiempo de respuesta más rápido con pruebas y correcciones, y significa menos tiempo perdido buscando fallos y errores. Para los gerentes de proyectos que miran un gráfico de trabajo pendiente, es fácil ver las tareas que se completan y cargan. El ahorro de tiempo también viene con la ventaja adicional de ahorrar una cantidad significativa de costos.

Un producto terminado mucho más robusto: las pruebas periódicas y exhaustivas del software, muchas de las cuales están automatizadas, se traduce en menos correcciones de errores en la próxima ronda de desarrollo. Esto también significa que habrá menos fallas y errores en el producto final, lo que resultará en usuarios finales más felices.

Mayor comunicación: el código compartido constante aumenta la velocidad y la eficiencia de la comunicación dentro del lugar de trabajo.

Versiones de software más rápidas: si se encuentra un problema o surge un nuevo virus en el software existente que utilizan los clientes, el ciclo de desarrollo para resolverlo se vuelve mucho más rápido. Un pequeño cambio puede corregirse, probarse e implementarse en plazos muy ajustados.

En general, hace que el código sea más confiable, menos propenso a errores y fallas, ahorra mucho tiempo y dinero y da como resultado usuarios finales más felices. Es una forma de mitigación de riesgos que toda empresa debe practicar.

10 razones por las que TIBCO es líder en la conexión de arquitecturas de aplicaciones modernas
10 razones por las que TIBCO es líder en la conexión de arquitecturas de aplicaciones modernas
La arquitectura de su aplicación debe evolucionar. Aquí están las 10 razones principales para elegir a TIBCO como aliado.

¿Cómo encaja la integración continua con la implementación continua?

La práctica de la implementación continua garantiza que el software esté libre de errores y listo para implementarse en cualquier momento y se implemente "continuamente" para mantener la confiabilidad. Por ejemplo, a menudo recibe actualizaciones de software en su teléfono móvil. Esta nueva implementación garantiza que todas sus aplicaciones estén actualizadas y seguras. De esta manera, su software está listo para implementarse en cualquier momento y, a menudo, para incorporar actualizaciones importantes. La integración continua es una parte vital de la implementación continua porque el software se actualiza, prueba y considera apto para su uso constantemente. Dado que la implementación continua es la teoría de que, en cualquier momento, el software podría implementarse o un cliente podría requerirlo, es imperativo que el software esté listo para su uso.

Ocho pasos de integración continua y despliegue continuo

En pocas palabras, el ciclo de CI/CD (Integración continua/Entrega continua) es un proceso ágil de bucle continuo de ocho pasos que garantiza un desarrollo de software rápido, eficaz y estable. Los pasos del uno al cuatro caen bajo el paraguas de la integración continua, mientras que los pasos del cinco al ocho se consideran parte del proceso de entrega continua.

  1. Plan: el equipo del producto planifica los cambios en la aplicación. Esto podría incluir correcciones de errores, mejoras de rendimiento o nuevas funciones que se agregarán a la aplicación.
  2. Codificación: los desarrolladores codifican el software en sus máquinas locales. Cada desarrollador tiene su propia parte específica del sistema para desarrollar o del error para resolver.
  3. Compilación: una vez que los desarrolladores han completado el segundo paso, el nuevo código se envía al depósito de códigos y se compila la aplicación.
  4. Prueba: los evaluadores verifican la funcionalidad y la usabilidad del código. ¿Hace lo que fue diseñado para hacer? También prueban si funciona con el resto del código existente. Se deben usar pruebas automatizadas para garantizar que el nuevo código no interfiera con otra cosa que ya forma parte del paquete. Si el código se considera aceptable, se fusiona. Si hay errores que aún deben resolverse, se envía de vuelta al desarrollador.
  5. Lanzamiento: una vez que se ha completado, el código refinado se fusiona con el software y se puede configurar para un lanzamiento automatizado, pendiente de aprobación.
  6. Implementación: el código se implementa automáticamente en producción.
  7. Operacón: en este punto, el nuevo código ahora se puede operar dentro del entorno de producción.
  8. Supervisión: el rendimiento de la aplicación se supervisa continuamente para encontrar errores e identificar áreas en las que se puede mejorar el rendimiento. Este es un ciclo de retroalimentación continuo en el que los datos recopilados y analizados en este paso deben enviarse al equipo del producto responsable del paso uno para que puedan planificar continuamente cambios y mejoras en la aplicación.

Beneficios de la Integración Continua

La razón por la que tantos equipos ágiles utilizan la integración continua es porque funciona increíblemente bien para resolver muchos problemas de desarrollo de software. Garantiza que no haya dos desarrolladores trabajando en la misma pieza de código al mismo tiempo, evitando duplicaciones innecesarias.

La integración continua también garantiza que el equipo siempre esté trabajando en la actualización de software más reciente y, por lo tanto, se base en los cambios más recientes. Significa que no hay caos de última hora en la fecha de lanzamiento, ya que todos cargan su código e intentan comparar sus versiones con otras tareas y secciones de trabajo.

Con el desarrollo, un cambio de línea, o incluso algo tan pequeño como un punto final o un corchete incorrecto, puede romper inadvertidamente otras partes del software. Las actualizaciones frecuentes facilitan la identificación de la causa del problema y la solución antes de pasar a otras áreas. También obliga a los desarrolladores a guardar con frecuencia su trabajo y garantiza que los fragmentos de código terminados se almacenen en un repositorio compartido, a menudo en la nube, donde está a salvo de interrupciones localizadas de energía o de Internet.

La integración continua ayuda a evitar conflictos y fallas de integración. A medida que otros desarrolladores actualizan su trabajo, afecta a otros trabajos que aún no se han enviado. Las actualizaciones periódicas minimizan estos posibles conflictos. De hecho, cualquier cambio, conflicto o problema se puede identificar rápidamente poco después de enviar el código. Esto significa que el desarrollador puede volver a su trabajo de inmediato para solucionarlo, mientras aún está fresco en su mente.

Los registros constantes de código también ayudan a los desarrolladores a crear código modular que es menos complejo, y la naturaleza automatizada de la integración continua significa una reducción de las pruebas manuales que consumen mucho tiempo. Finalmente, está el beneficio de tener la disponibilidad constante de la compilación terminada actual para una implementación continua.

Desafíos de la integración continua

Sin embargo, hay una serie de desafíos involucrados en la implementación de la integración continua. Al igual que con muchas tecnologías, es un campo en constante evolución, con problemas de asignación de recursos, falta de educación y el proceso a menudo involucrado de automatizar el código heredado, entre otras cosas.

Problema: el despliegue de la integración continua como nueva práctica. Cuando una empresa ya ha estado desarrollando durante algún tiempo y nunca ha utilizado la integración continua, tratar de implementar la práctica de una sola vez puede volverse abrumador o parecer imposible rápidamente. La implementación de la integración continua debe ser un viaje, pasando gradualmente de un sistema manual a un entorno de desarrollo altamente automatizado. Encontrar el repositorio de código correcto, capacitar a los desarrolladores para actualizar, hacer que los evaluadores trabajen junto con los desarrolladores, todo requiere tiempo, paciencia y mucha colaboración entre los equipos. También hay muchas decisiones que deben tomarse en el camino, como: ¿deberían realizarse primero las pruebas funcionales o de UX? ¿Deberían automatizarse las pruebas? ¿Qué software es mejor? Es un gran cambio en las operaciones diarias de una empresa, así como en la cultura de responsabilidad.

Solución: una implementación escalonada puede eliminar parte de la ansiedad de un cambio tan importante y ayuda a que el equipo se acostumbre a los cambios. Esto también significa que las personas pueden aprender el proceso de una manera más natural, en equipo y en pequeñas tareas. El cambio de cultura es más difícil de abordar, pero la integración continua fomenta un espíritu de colaboración entre los equipos de desarrolladores y, en última instancia, debería ser beneficioso a largo plazo.


Problema: La integración continua y la implementación continua con frecuencia se malinterpretan. Algunas empresas confunden o vinculan la integración continua con la implementación continua. Son dos procesos separados y la integración continua no necesita implementarse automáticamente. La actualización continua del software puede no ser adecuada para todas las empresas e incluso puede ser un problema. Si bien la integración continua garantiza que el código base siempre esté listo para implementarse, no significa que necesariamente deba estarlo.

Solución: Esta resolución para esto es principalmente educación. Una vez que la gerencia obtiene una mejor comprensión de cada proceso, los beneficios y si uno es adecuado o no para su negocio se vuelve claro.


Problema: Procesos continuos repetitivos. Hay muchos procesos repetitivos que consumen mucho tiempo a lo largo de la cadena de desarrollo. Estas tareas no solo son frustrantes para los desarrolladores altamente calificados, sino que también son propensas a errores.

Solución: Automatizar todos los procesos posibles. Las partes del trabajo, en gran parte manuales, como las pruebas, la construcción y la implementación, pueden automatizarse casi por completo. La automatización garantiza un proceso sin errores y permite a los desarrolladores continuar creando software nuevo en lugar de quedarse atrapados en un ciclo de tareas simples.


Problema: código heredado. Si hay un sistema existente con 'código heredado', normalmente es un proceso largo y complicado para automatizar las pruebas de ese código.

Solución: es importante sopesar los pros y los contras de convertir su código heredado. Las tareas aún deberán completarse y fusionarse, luego probarse manualmente. En este caso, vale la pena debatir si la integración continua es la respuesta correcta para este proyecto.

Primeros pasos y escalamiento de la integración continua

A menudo, las empresas o los equipos de desarrollo de software pueden comenzar de a poco. Estos pequeños equipos pueden trabajar en partes aisladas del código y luego tener un 'día de fusión', cuando todas las tareas terminadas se fusionan al mismo tiempo. Esto funciona mejor para equipos más pequeños con funciones y tareas muy definidas.

Sin embargo, a medida que el equipo crece, el día de la fusión puede convertirse rápidamente en una tarea estresante y que requiere mucho tiempo, lo que genera una serie de conflictos, errores y problemas. Cada desarrollador que agrega su trabajo agrava el problema, por lo que es difícil identificar dónde surgen los conflictos y errores.

Pilares de la Integración Continua

La integración continua se basa en otras prácticas recomendadas de software. Abarca técnicas como pruebas automatizadas, automatización de compilaciones, control de versiones e implementaciones automatizadas. Cada uno de estos tiene su propio ecosistema de filosofías y herramientas, que se explorarán a continuación.

Gestión de control de versiones

El control de versiones es un pilar fundamental de la integración continua. La gestión de la fuente de la versión comunica y resuelve conflictos entre desarrolladores que trabajan simultáneamente en la misma base de código.

Pruebas automatizadas

Cualquier proyecto de software necesita pruebas exhaustivas y repetidas. Esto puede llevar mucho tiempo y ser repetitivo, por lo que se han desarrollado herramientas para automatizar partes del proceso de prueba. Estas herramientas de prueba ejecutan automáticamente casos de prueba en partes específicas del sistema. Cuando un desarrollador envía el código al repositorio, eso activará el inicio de las pruebas automatizadas.

Automatización de compilación

Las compilaciones a menudo se denominan instantáneas del módulo de versión actual. Estas compilaciones son las que eventualmente se distribuyen a los usuarios finales a través de varios canales potenciales diferentes. Las herramientas de integración continua ayudan a agilizar el proceso de creación de una versión. Las automatizaciones de compilación también pueden configurar lanzamientos para que se activen con ciertos eventos. Por ejemplo, cuando se fusiona una nueva pieza de código en la rama de producción del código base, se activa la automatización de la carga de la compilación en un servidor remoto, donde los usuarios pueden acceder y descargarla.

Implementaciones automatizadas

Cada proceso de implementación es diferente según lo que se esté construyendo. Por ejemplo, el software automatizado implementará una página web en un servidor web. La compilación creada en el paso anterior se copiará automáticamente en los servidores web para un proyecto web, se cargará en una tienda para una actualización de la aplicación, así como en cualquier otro canal en el que deba implementarse.

La integración continua es la clave para un desarrollo de software exitoso

La integración continua es importante porque ayuda tanto a los equipos de desarrollo Agile como a las empresas a alcanzar sus objetivos mediante la creación de un entorno que fomente la colaboración y un software más robusto y confiable a través de pruebas exhaustivas y periódicas y correcciones de errores rápidas y precisas.